<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d32525278\x26blogName\x3dMADUMATE\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dLIGHT\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://madumate.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://madumate.blogspot.com/\x26vt\x3d-4476997381642741667', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

domingo, septiembre 30, 2007

Paulina Rubio

Le costó ganarse al público en Argentina
La cantante mexicana Paulina Rubio conquistó, después de mucho esfuerzo, a las cerca de dos mil personas que acudieron a su concierto en el teatro Gran Rex de Buenos Aires, en su primera presentación en vivo en esta capital.
El legendario centro de espectáculos de la calle Corrientes se le resistió en los primeros minutos a la "Chica Dorada", que no alcanzó a vender las tres mil 500 entradas disponibles para el único recital que ofreció aquí como parte de su gira "Amor, luz y sonido".
Los espacios vacíos eran tan evidentes, que el espectáculo se retrasó media hora para que los acomodadores reubicaran a la gente que estaba en la parte más alta del teatro.
Acompañada por sus cinco músicos, Paulina comenzó el concierto con su más reciente éxito "Ni una sola palabra", ataviada con un mini-vestido estilo charleston marrón, su rubia cabellera suelta y lentes.
Luego vino la movida "Lo haré por ti" y la mexicana comenzó a arengar al público que, salvo contadas excepciones, no se atrevió a pararse a bailar con los clásicos "Todo mi amor", "Yo no soy esa mujer", "Algo tienes" y la versión en inglés de "Si tú te vas".

La cantante comenzó su conquista ofreciendo tequila "por el amor que México y Argentina se tienen", y brindando con uno de sus fanáticos que no dudó en acercarse al escenario para besarse con ella y aceptar el caballito de la típica bebida mexicana.
Fue en este momento que la gente comenzó a animarse y cantó "Dame otro tequila", tras lo cual obedeció las instrucciones que dio Rubio para ponerse románticos y prender sus encendedores o la luz de sus celulares para escuchar "Ayúdame".
Había transcurrido apenas una hora, cuando la artista se despidió por todo lo alto interpretando "Baila Casanova" y, ahora sí, consiguiendo que el teatro bonaerense la ovacionara y acompañara por completo en un fiesta multicolor de luces y confeti.
Amagó con despedirse, pero Rubio volvió para reencontrarse con un público al que, por fin, tenía en la bolsa y al que se acercó por las escaleras laterales del escenario para cantar "El último adiós" y "Nada de eso fue un error", acompañada sólo con una guitarra.

Etiquetas:

0 Comentarios

 

Publicar comentario