<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d32525278\x26blogName\x3dMADUMATE\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dLIGHT\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://madumate.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://madumate.blogspot.com/\x26vt\x3d-4476997381642741667', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

sábado, julio 14, 2007

Gwen Stefani

8989896906
Muestra su lado maternal en Monterrey
Además de ser una estrella de fama internacional, Gwen Stefani demostró ser una gran mamá. Y es que durante su estancia en la ciudad de Monterrey, su pequeño hijo Kingston se convirtió en el centro de atracción junto a la llamada Cenicienta del pop.
El viernes pasado, la cantante salió alrededor de las 16 horas del hotel donde se hospedó, acompañada de su esposo Gavin Rossdale, y su bebé de año medio, y amable accedió a saludar a los medios de comunicación que la ansiosos la esperaban.
'¿Cómo estás?', preguntaron los reporteros. 'Emocionada, también contenta de estar aquí, y feliz de conocer Monterrey', respondió amable ella.
'¿Qué esperamos del concierto?', preguntó la prensa. 'Maravilloso, vengan esta noche a ver el show', fue lo poco que alcanzó a responder la cantante, mientras la camioneta que la transportaba avanzaba a paso lento.
'¡Cuidado!, ¡tengan cuidado!', dijo Stefani antes de salir de prisa a la Arena Monterrey, en donde realizaría la prueba de sonido, previo a su concierto en esta ciudad, como parte de la gira The sweet escape.

Durante el trayecto se pudo ver a la intérprete de Hollyback girl dando el biberón a su bebé, quien parecía estar más emocionado por el viaje que interesado en dormir.
Vestida con jeans entubados, sandalias rojas, blusa verde y lentes oscuros, mismos que nunca se quitó, Gwen llegó al ensayo, en el que previamente ganadores de algunas estaciones de radio la esperaban para saludarla; sin embargo, la cantante de No Doubt decidió iniciar la prueba de sonido con su bebé en brazos, y a quien protegió con unos audífonos para no lastimarlo por el alto volumen de las bocinas.
El pequeño Kingston no se mantuvo quieto y entonces Gwen tuvo que soltarlo para que éste bailara. Luego se lo encargó a una nana, quien intentó dormirlo sin mucho éxito. La cantante permaneció en el lugar para cuidar cada detalle de su presentación, en la cual el dueto regio Plastilina Mosh fungió como telonero.

Etiquetas:

0 Comentarios

 

Publicar comentario